Ex presidente de la CSJ que ejerció en el periodo en que Yani lavó activos para Los Cachiros, suplicó clemencia en la Corte de New York

Washington DC, 16 de septiembre de 2020.

Dentro de las cartas que fueron incluidas por la defensa de Yani Rosenthal en el documento denominado “Sentencing Submission” (documento que se presenta previo a la sentencia de cualquier persona que es encontrada culpable de delitos cometidos en EEUU), se encuentra incluida una carta escrita por el ex Presidente de la Corte Suprema de Justicia de Honduras Jorge Rivera Aviles, quien ejerció durante el periodo comprendido entre los años 2009 y 2016.

Según investigaciones llevadas a cabo por la DEA y la Fiscalía para el Distrito Sur de New York, Yani Rosenthal mantuvo una asociación para llevar a cabo negocios ilícitos con Los Cachiros en el mismo periodo en que Jorge Aviles estaba a cargo de la presidencia del Poder Judicial de Honduras.

Al parecer la justicia en este caso se mantuvo con ojos ciegos, ya que el presidente del órgano supremo encargado de impartir justicia en Honduras se dedicó a abogar por Yani Rosenthal, en lugar de llevar a cabo procesos de investigación sobre los negocios ilícitos desarrollados por la familia Rosenthal y el cartel de Los Cachiros.

Yani fue juzgado por las empresas y negocios desarrollados bajo la jurisdicción de Estados Unidos, pero hasta el momento sigue sin rendir cuentas sobre las acciones desarrolladas en Honduras.

A continuación la traducción de la carta enviada por Jorge Rivera Aviles.

JORGE RIVERA AVILES
Ex-Presidente de la Corte Suprema de Justicia de Honduras
Tegucigalpa, MDC, 21 de octubre de 2017


Honorable John G. Koeltl
Juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos
Daniel Patrick Moynihan Palacio de Justicia de los Estados Unidos
500 Pearl Street
Nueva York NY 10007


Honorable juez Koelt:
Mi nombre es Jorge Rivera Avilés, soy ciudadano hondureño, abogado y notario público. Me desempeñé como juez, magistrado en la corte de apelaciones de la ciudad de La Ceiba y presidente de la Corte Suprema de Justicia de 2009 a 2016, cuando concluyó el período para el cual fui seleccionado por el Congreso Nacional de Honduras.


Conozco a Yani Rosenthal desde 2010, cuando fue elegido diputado por el Departamento de Cortes. Durante el tiempo que fui Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Yani dirigió una bancada de 21 congresistas de 2010 a 2011 y luego fue elegido como líder de la minoría por el Partido Liberal de 2012 a 2014. Tuvimos una estrecha relación de trabajo que, con tiempo, convertido en amistad.


En 2015 me enteré a través de los medios de comunicación de la acusación que la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York interpuso contra Yani, y unos días después supe que había viajado para entregarse ante la corte de Nueva York para enfrentar los cargos que le imputaban. acusado. Sé que Yani se ha declarado culpable de uno de los cargos por los que fue acusado. No conozco personalmente las razones específicas de los cargos que se le imputan a Yani, pero sí sé que, en mi opinión, Yani es una persona honesta que ha actuado con responsabilidad en los cargos que ha ocupado tanto en cargos públicos como en empresas privadas, y se merece el respeto y el aprecio de quienes lo conocen. Sé que Yani está muy arrepentido por sus acciones y también sé que él y su familia han pagado caro por esas acciones.


Durante 2010 y 2014, me reuní frecuentemente con Yani para discutir temas legislativos que eran de interés para la Corte Suprema de Justicia. La forma honesta y profesional en que Yani manejó los asuntos legislativos siempre fue evidente para mí. Durante todo ese tiempo, nunca discutió conmigo asuntos personales o jurisdiccionales que pudieran ser de interés para él o para otros. Puedo decir con confianza que nunca me pidió nada que fuera ilegal y que nunca trató de influir en el tribunal para que tomara decisiones contrarias a la ley. Por lo anterior, puedo dar fe de la integridad de Yani.

Sé que Yani admitió que cometió un error y será sentenciado en su tribunal este diciembre. Yo, como juez emití muchas sentencias durante mi carrera, tomando decisiones difíciles, y entiendo lo complejo que es elaborar sentencias que sean legales y al mismo tiempo consideren las características individuales del acusado. A veces me encontré teniendo que sentenciar a personas que obviamente eran buenos, amables y honestos, pero habían cometido un error. Sé que enfrentará una situación similar cuando sentencias a Yani, le suplico que considere todos los factores atenuantes que favorecen a Yani.


En mi opinión, Yani es una persona beneficiosa para Honduras. Ha causado bienestar a sus empleados en todos los campos de trabajo, a las personas a las que representaba y especialmente a su familia. La presencia de Yani en Honduras nos ayuda a ser un mejor país.

Por todos los motivos antes mencionados, y sin menoscabo de la independencia de su tribunal, me atrevo a pedirte que le de una segunda oportunidad a Yani, que vuelva a su familia y a su país, que muestres piedad y dictes una sentencia leve.


Gracias por tu tiempo y atención.

Una respuesta a “Ex presidente de la CSJ que ejerció en el periodo en que Yani lavó activos para Los Cachiros, suplicó clemencia en la Corte de New York

  1. Claudia Alvarado 16 septiembre, 2020 / 11:38 pm

    Solo q el q escribio esta vil mentira, sea el capo q daba financimiento. Es absurdo pensar q los Rosenthal siendo millonarios. Ocuparan dinero sucio para campaña. Solo una mente atrofiada por la maldad, o por ser pluma asalariada, puede decir o creer eso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s