Fiscalía de New York presiona por la entrega en extradición de uno de los principales socios del Cartel Hernández.

Washington DC, 17 de febrero de 2020

El pasado 14 de febrero de 2020, la Fiscalía para el Distrito Sur de New York envió una carta a la jueza Denise L. Cote, quien es la encargada de llevar el caso de Arnaldo Urbina Soto, Fernando Urbina Soto y Miguel Angel Urbina Soto, miembros del Cartel de los Urbina que operaba en el Departamento de Yoro.

Arnaldo Urbina Soto, ex Alcalde de Yoro fue solicitado en extradición en el año 2018 y desde la fecha, el Gobierno de EUU ha venido manteniendo comunicación con el Gobierno hondureño por medio de multiples cartas en las que solicita información sobre los avances en los procesos de captura de los individuos acusados

La acusación formal señala a ​​Arnaldo Urbina Soto, Carlos Fernando Urbina Soto y Miguel Angel Urbina Soto por participar en una conspiración para importar cocaína a Estados Unidos y cargos relacionados con armas y dispositivos destructivos.

El 25 de julio de 2018 la fiscalía informó a la jueza Denise L. Cote que los acusados ​​para ese momento aún no habían sido arrestados en Honduras y que según la información que ellos manejaban los Urbina Soto permanecían libres en Honduras, sin intención alguna de presentarse de manera voluntaria para efectuar su captura.

Según información obtenida por Pro Honduras Network, la última comunicación sobre el caso se estableció el 14 de febrero de 2020 y en ella los fiscales afirman que el Estado hondureño ha hecho muy poco para colaborar brindando información sobre el caso, o para efectuar los arrestos provisionales que desde abril de 2019 se vienen solicitado por el Gobierno de Estados Unidos, por lo que existe una clara complicidad por parte del gobierno para evitar dichas extradiciones.

Según los fiscales “Honduras no ha proporcionado información adicional desde la última carta enviada por el gobierno de Estados Unidos. Hasta donde sabe la fiscalía, Arnaldo Urbina Soto todavía está sujeto a una orden de extradición en Honduras desde junio de 2019 basada en los cargos en este caso, pero Honduras no lo extraditará porque enfrenta cargos criminales según la ley local. Las solicitudes de extradición de la fiscalía en abril de 2019 para los otros dos acusados, Carlos Fernando Urbina Soto y Miguel Angel Urbina Soto, aún están pendientes. Hasta donde el Gobierno de EEUU sabe, las autoridades hondureñas no han arrestado provisionalmente a ninguno de los dos”

En el año 2014 Arnaldo Urbina Soto fue capturado en Honduras por delitos de lavado de activos y portación ilegal de armas y para investigar cuentas bancarias con más de medio millón de lempiras. Durante el operativo de captura se decomisaron al menos 8 armas de fuego, entre ellas fusiles AK 47 y M-16, este ultimo de uso militar. Urbina poseía una gran cantidad de bienes y lujos que incluían una casa valorada en aproximadamente 40 millones de lempiras.

En el año 2017 fue declarado culpable por el delito de lavado de activos por unanimidad de la Sala II del Tribunal de Sentencia, a Arnaldo Urbina además se le acusaba por extorsión, almacenamiento de armas de uso prohibido, asociación ilícita y tráfico de drogas, sin embargo, “por faltas de pruebas una juez con jurisdicción nacional le concedió sobreseimiento definitivo en todos esos cargos que se le imputaban”

En julio de 2018 el ex alcalde de Yoro, Arnaldo Urbina Soto alias “Moreno”, fue acusado dentro del caso de corrupción denominado ‘Pandora’, curiosamente días después de ser solicitado en calidad de extradición por parte de Estados Unidos, para ese momento Urbina se encontraba recluido en la cárcel de El Progreso, Yoro, tras haber sido condenado por lavado de activos.

En junio de 2019 el Tribunal de Sentencia en Materia de Corrupción otorgó la medida de casa por cárcel a Urbina, pero pese a esa resolución se determinó que seguiría recluido por la petición de extradición que tiene pendiente.

En Agosto de 2019 el pleno de Magistrado de la Corte Suprema de Justicia concedió la orden de extradición de Urbina, dicha extradición se encuentra en estatus de diferida hasta que pague todas sus condenas en Honduras. Urbina actualmente enfrenta delitos con una condena de 16 años de cárcel, por lo que, de continuar la acusación por lavado de activos, la orden de extradición se estaría efectuando hasta el año 2035. Cabe señalar que los Urbina Soto fueron acusado por trabajar en actividades de tráfico de drogas junto al sangriento Cártel de los Cachiros.

Información de Pro Honduras Network.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s